viernes, 14 de diciembre de 2018

FUENTE DE LA HOYA (DE LA MINA) EN PORTA COELI

Pasado el acueducto y los campos de la cartuja, subimos monte arriba para luego seguir por un estrecho sendero hasta llegar a una balsa de agua.


En el siglo XV se construyó el acueducto, ya en desuso, que traía agua de la Fuente de la Hoya (de la Mina) con la que se abastecía la Cartuja de Porta Coeli.


Un estrecho canal por el que pasaba el agua nos conducirá a la fuente, con un algo confuso y empinado camino repleto de vegetación.


Un viejo aljibe en el camino y seguimos sorteando obstáculos siguiendo el canal. . .


Hasta llegar al paraje de la Fuente de la Hoya, un acogedor lugar desconocido para la gran mayoría, en la que el agua que emana de la fuente cae al suelo en forma de pequeño riachuelo.


A la Fuente de la Hoya también se la conoce como Fuente de la Mina. . .


En su interior y abriendo su pequeña puerta observamos una larga galería subterránea por la que fluye el agua (mina de agua).


sábado, 1 de diciembre de 2018

COVA DE L'AIGUA AMARGA

La Cova de l'Aigua Amarga (también conocida como Cueva de la Cabra) está ubicada casi en la cima de un monte cercano al Pico del Águila, y a poco más de 3 kilómetros del monasterio de Santo Espíritu. Sin embargo territorialmente pertenece al término de Albalat dels Tarongers. 


Se trata de una cavidad de unos 13 metros de profundidad y unos 6 metros de anchura. La cueva se encuentra cerrada con una verja ya que ha sido objeto de vandalismo, y para así proteger el arte rupestre que alberga en su interior.


Desde la verja podemos observar una pintura, perfectamente visible en un lateral y a escasa distancia de la boca de entrada. 


Podemos apreciar con claridad la parte trasera de un animal (cabra). Se estima que es una pintura perteneciente al Eneolítico (año 2000 a.C.).


Se puede llegar subiendo desde el principio de la "Partida Vall Calderona" (zona urbanizada), cuando comienza la pista de tierra hay que seguir por la izquierda hasta llegar a un amplio desvío que hay que tomar a la derecha. Seguimos la pista con vistas al muy cercano Pico del Águila y con la Mola de Segart al fondo. Llega un momento en que nos encontramos con un camino a mano izquierda que es por el que hay que seguir (hay un poste de madera). . .




jueves, 29 de noviembre de 2018

CARTUJA DE PORTA COELI

La Cartuja Santa María de Porta Coeli es un emblemático monasterio del siglo XIII ubicado en el valle de Lullén o de Porta Coeli, en plena Sierra Calderona. El tiempo parece haberse detenido desde sus orígenes.

Declarada como Bien de Interés Cultural, es la primera cartuja que se construyó en el Reino de Valencia, siendo la más antigua en activo de las existentes en España. A lo largo de su historia y desde la desamortización de Mendizábal ha sido utilizada para diversos fines, uno de ellos como hospital para tuberculosos, y después de la Guerra Civil los terrenos de la cartuja fueron utilizados como campo de concentración para prisioneros, hasta que la cartuja pasó de nuevo a ser utilizada por los monjes.

La Cartuja de Porta Coeli a los pies del monte Rebalsadors

El estilo arquitectónico de la cartuja combina estilos góticos y renacentistas, pasando por un posterior estilo neoclásico (iglesia mayor). Dentro de sus muros se creó la Biblia Valenciana.

Los cartujos llevan un estilo de vida enfocado al trabajo, a la oración y la contemplación, en un entorno de reclusión y silencio con escasas salidas al exterior. . .


La Cartuja se encuentra pasando de largo el último sector del Área recreativa Plà de Lucas, a poco más de 2 kilómetros de distancia.

LEYENDA:

Existe una leyenda que narra los encuentros secretos entre un monje y una jóven. Se dice del primero que pertenecía a una familia adinerada, y que decidió hacer vida monástica tras la negativa de su padre a dicha relación con la jóven de orígen humilde. Se cuenta que la muchacha solía permanecer mucho tiempo junto a los muros de la cartuja, y no tardaron los rumores entre los lugareños sobre sus posibles encuentros con el monje, en los que ella arriesgaba la vida cruzando por encima del acueducto que comunicaba con la celda. Debido a ello los lugareños decidieron montar vigilancia, y una noche el rumor tomó forma cuando estaban a punto de abandonar por no haber conseguido ninguna prueba, pues se cuenta que pudieron ver la silueta de la jóven penetrar en el monasterio a través del estrecho canal. Se ve que gracias a esos rumores supo la manera de acceder. Horas más tarde, sin que nadie supiera lo que allí dentro había ocurrido y retomando ella el camino de vuelta, se cuenta que el monje pudo ver como una figura atrapaba a su amada, y también se escucharon gritos. ÉI intentó rescatarla pero fue retenido por otros monjes que vigilaban la celda.

Al día siguiente encontraron en un camino el cuerpo sin vida de la muchacha, sin rastros de violencia. Y no tardaron en surgir nuevos rumores sobre un posible envenenamiento de la jóven. El monje acabó muriendo en una celda de castigo. . .